Home INICIO

GLAUCOMA

El ojo, contiene un líquido llamado humor acuoso, el cual se produce minuto a minuto y que de la misma manera es extraído fuero del ojo mediante un complejo sistema de drenaje, para con ello mantener un balance constante entre la producción y salida.

Cuando existe un imbalance entre la producción y la salida de este líquido, se presentan alteraciones en la presión intraocular generalmente elevándola y con ello generando daño en las estructuras internas del ojo, particularmente el nervio óptico en donde una pequeña muesca conocida con excavación fisiológica va aumentando de tamaño debido a daño en las fibras nerviosas.

El glaucoma es una enfermedad caracterizada por la pérdida progresiva del campo visual debido a la lesión en el nervio óptico, generalmente ocasionado por hipertensión ocular, en muchos casos tiene un patrón hereditario, aunque puede llegar a presentarse sin antecedentes familiares de esta enfermedad

La presión intraocular generalmente oscila entre 10mmHg y 20mmHg; cuando la presión excede el límite normal alto, esto es potencialmente dañino para el ojo.

El glaucoma en ocasiones avanza de manera silenciosa sin generar síntomas por lo que es de suma importancia en todo paciente mayor a 40 años, realizar al menos una vez por año un exámen de la presión intraocular.

Glaucoma

Nervio Óptico en un
caso de Glaucoma

Nervio Óptico en un
Paciente Normal

La toma de la presión intraocular se realiza en un minuto sin ningún tipo de dolor o incomodidad para el paciente. Por otro lado, es importante mencionar que gozar de una excelente presión arterial (presión que se toma en el brazo), No garantiza tener una buena presión intraocular, ya que estas son independientes una de la otra.

 

Home INICIO